Entrevista a Gema Polanco y Sergio Albert -‘Sonido Madrid: Trance en las Salas 2000-2022’: «Por favor, ¡no dejéis de consumir y disfrutar la música en directo de la ciudad de Madrid!»

La comisaria y el editor fotográfico de la exposición nos cuentan de primera mano todos los detalles del proyecto, y cómo una fotografía puede encapsular el sonido de una ciudad y sus salas. Sonido Madrid se podrá visitar hasta el 29 de enero en el Espacio Cultural Serrería Belga.

¿Cómo surge este proyecto tan emocional y emocionante?

Gema Polanco: Este proyecto surge porque la Delegación de Cultura, Turismo y Deporte del Ayuntamiento de Madrid me comunica su necesidad de dejar constancia y mostrar las dos primeras décadas del siglo XXI de la música en directo de la ciudad. Supe que no había escapatoria, ya que ha sido el germen y el escenario de la mejor música en directo que he disfrutado en mi vida. Lo que si pedí fue poder contar con un asesor que me adentrase en el universo de todos los fotógrafos que han estado retratando la música en directo de Madrid, y esta mano derecha ha sido Sergio Albert.

Sergio Albert: Todo viene a raíz de la primera exposición que Gema y Maria Ona hicieron del fotógrafo Graham MacIndoe en el Matadero y gracias a su originalidad y éxito, depositaron la confianza en ellas como comisaria/diseñadora por parte del Ayuntamiento.

¿Es, de alguna manera, una reivindicación del trabajo de las salas y el valor de la escena?

Gema: Totalmente, cien por cien. Sin las salas y sin la gente que hace posible la música en vivo y que está detrás, no habría sustento. Sin ellos tampoco hubiese sido posible llevar a cabo esta exposición.

Sergio: Por supuesto, personalmente me indigno mucho cuando veo tantas personas en festivales disfrutando de bandas que tienes en una sala durante todo el año, donde tocan un concierto más especial y sobre todo necesitan sentir ese apoyo de primera mano del fan, revindicar ver música en sala es básico para que las bandas giren y puedan profesionalizarse y crecer.

¿Qué os ha sorprendido en la planificación y el desarrollo de la exposición?

Gema: Como suele pasar en los proyectos creativo y artísticos, muchas cosas. La primera idea fue una exposición de fotografía, pero cuando empezamos a adentrarnos en el backstage de la exposición y a hablar con todos los participantes: artistas, mánagers, salas, Madrid en Vivo, la propia institución… nos dimos cuenta de que una exposición solo de fotos podía quedarse corto. De ahí que mutase y Sonido Madrid se transformase en un gabinete de curiosidades, donde se pueden encontrar de forma arqueológica trocitos de esta historia.

Sergio: La principal cosa es que es inabordable, pasan muchas cosas y cada una es especial para cada persona, por lo tanto, hemos hecho lo que hemos podido bajo nuestro criterio. También ha sido increíble la documentación que ha habido del 2010 en adelante con YouTube y toda la evolución de la tecnología en lo audiovisual, desde la calidad de las cámaras a el crecimiento de fotógrafos.

¿Cómo definiríais el papel que juega el fotógrafo como retratista de la música en vivo?

Gema: Es clave. Desde que se inventó la fotografía, todo el lenguaje comunicativo cambió. Sin ellos esto hubiera sido prácticamente imposible. Estoy totalmente agradecida a todos los fotógrafos y fotógrafos que han compartido su archivo, su visión y su memoria visual.

Sergio: Personalmente, como fotógrafo creo que hay tres formas de abordar la música a nivel fotográfico, una es desde la documentación de lo que ocurre de forma antropológica, otra como fan de la música y la tercera como fotógrafo profesional. Todas ellas contribuyen a congelar en el tiempo cosas desde puntos de vista diferentes y nos facilitan volver a ellos, por lo tanto, para los fans, es básico.

El formato de la exposición es de lo más original, ¿qué aporta esta distribución al contenido de Sonido Madrid?

Gema: Sabíamos que un diseño expositivo potente iba a ser determinante en esta exposición. Llevo mucho tiempo trabajando con María Ona, que para mi es una de las mejores directoras de arte que hay en España, y es un lujo. Y colgar las telas con todos lo fotógrafos, los géneros mezclado, y dejarlos caer como un negativo, como “todo esto ha pasado”. Tenemos todo mezclado porque al final Madrid en eso. Además, la visión de Álvaro de Unbuentipo como diseñador gráfico ha sido clave.

Sergio: Como he dicho, con tantísimo volumen de cosas que suceden en las salas era imposible darle forma en tan poco tiempo y Gema decidió generar una instalación en la que de alguna forma te transportara a la sensación de ver esos artistas en directo, de ahí el gran tamaño de las fotos.

Gema Polanco (comisaria Sonido Madrid) y María Ona (responsable diseño expositivo de Sonido Madrid)

¿Cómo puede una fotografía encapsular algo dinámico y sonoro como la música?

Gema: A través de nuestra cultura visual podemos identificar lo que vemos. Si un fotógrafo o una fotógrafa ha documentado el concierto de Bon Jovi, como es el caso que tenemos en la exposición, a través de la postura, la ropa, los instrumentos, la exaltación del público…nos da mucha información de lo que estamos viendo, del tipo de concierto que es, de cómo puede sonar esa música. Es una constante conversación entre la persona que ve y la persona que fotografía. Nos podemos imaginar como suenan las fotografías, es algo muy bonito. El diseño expositivo, el tamaño de las fotografías, que los créditos sean algo más complejos, es porque queríamos jugar con ese ambiente de sala, que la fotografía te entre por los ojos, pero también por los oídos.

Sergio: Los fotógrafos de conciertos se dejan llevar por la música que esta sonando, entrar en ese “trance” que un concierto genera y captar tus sensaciones dentro de ello, para mi es el éxito de conseguir una buena foto de concierto, ya que recoges de primera mano esas sensaciones.

Saliendo estrictamente del contenido de la exposición, ¿cuál es el concierto que más os ha marcado de los que habéis disfrutado en las salas de Madrid?

Gema: Voy a decir varios bastante actuales y cercanos: Los Punsetes que tocaron en el aniversario de Wurllitzer, fue sorpresa y fue fantástico. Y Ariadna [cantante de Los Punsetes], que es un artefacto cultural de la ciudad de Madrid, toca arte y moda, y esta constantemente reciclándose y renovándose siendo fiel a sí misma. Y yendo a lo más reciente, hace dos días, estuve viendo a Menta en El Sol, estando sold out, me pareció increíble, una comunicación con el público brutal y una frontwoman fabulosa. Creo que es una banda que promete bastante.

Sergio: Para mi es algo básicamente imposible, porque cada vez que pienso en uno me lleva a otro, llevo yendo a una media de 2 conciertos a la semana en Madrid los últimos 18 años, me acordé de muchos al hacer la recopilación de videos, pero como he dicho, muchos no están documentados, por lo tanto, ese podría ser un resumen de mis conciertos en general.

¿Qué mensaje os gustaría que calara entre los visitantes de ‘Sonido Madrid: Trance en las Salas 2000-2022’?

Gema: Que el público no deje de consumir música en directo y disfrute de ese trance, de ese impulso, y de esa palpitación en el corazón que supone entrar en una sala y compartir ese trance con todo el público presente. Es un grito de celebración y un homenaje a todos los que hacen posible. Así que, por favor, ¡no dejéis de consumir y disfrutar la música en directo de la ciudad de Madrid!

Sergio: Principalmente seria que vaya a conciertos, la selección principal de bandas que aparece normalmente no toca en festivales o su publico es minoritario, que investigue y vaya mas allá de lo mainstream, encuentre con lo que de verdad conecta y disfrute de una forma diferente de la música si realmente tiene interés.

COLABORADORES